Buscar
  • caroherrervar

“Es hora de renovarse o morir”, este es el aviso que Netflix le dio a Paris Hilton.



Netflix cancela la serie de cocina que protagonizo Paris Hilton en 2021. El reality show, titulado "En la cocina con Paris Hilton", reunió a famosas celebridades en agosto del pasado verano como Demi Lovato, Saweetie, Kim Kardashian, su madre Kathy Hilton o su hermana Nicky para probar varias recetas.


La producción nunca alcanzó la tendencia de los servicios de transmisión ni generó diálogos de ningún tipo, y no sorprende que Netflix le haya puesto fin. Aun así, la cancelación de la plataforma es un aviso importante para Hilton.


El concepto de estar en la cocina con Paris Hilton se basa en las nociones superficiales del alto poder adquisitivo de su creadora, exhibiendo sus artículos o destacando el estilo de vida prohibitivo de la mayoría de las personas. Además, la vemos enfatizando la superficialidad de su figura, usando ropa que normalmente nadie usaría en la cocina.


Lo más sorprendente es que, unos meses antes del estreno, la propia Paris Hilton afirmó que no era la persona superficial que era en su primer reality show. En 2020, al promocionar el documental "Esto es París", quiso señalar al público que la París que hemos visto en los últimos años es solo un personaje que diseñó para definirse como una empresaria "tonta".


“Todo este tiempo he estado interpretando un personaje, así que el mundo nunca ha sabido quién soy de verdad. Mi verdadero yo es alguien que, en realidad, es brillante. No soy una rubia tonta, sencillamente se me da muy bien fingir que lo soy”, afirmaba Hilton para el programa de televisión australiano Sunrise. “No quiero ser recordada como una mentecata, sino como la mujer de negocios que soy”.

Desde la perspectiva de una mujer de negocios, la artista debe darse cuenta de que la imagen que ha vendido a lo largo de los años es anticuada. La sociedad evoluciona, surgen nuevas formas de ver las cosas, más compromiso con los temas sociales y actitudes hedonistas y superficiales como la que Hilton no dejaba de mostrar ante la cámara una y otra vez. Ya ni siquiera los espectadores quieren ver la vida de un hombre rico y despreocupado solo por diversión. Este es el motivo de cancelación de Netflix, lo que espera enseñarle algo; hora de una actualización o de la muerte en el mundo artístico.