Buscar
  • Kelly Ibarra

Muere Vicente Fernández a los 81 años

Vicente Fernández, ícono de la música en México, falleció este domingo a los 81 años, en un hospital en la ciudad occidental mexicana de Guadalajara, según una publicación en su cuenta oficial de Instagram. De acuerdo al comunicado, Fernández habría falleció a las 6:15 a.m. de la mañana.


La estrella de la ranchera estuvo hospitalizado desde agosto tras una caída, lo obligó a someterse a una cirugía cervical. Posteriormente, su condición empeoró al ser diagnosticado con neumonía, según se informó en su cuenta.


Hasta ahora no se han revelado detalles de su funeral. Conocido localmente como "El Rey", Fernández grabó más de 300 canciones, vendió más de 65 millones de álbumes en todo el mundo, ganó tres Grammys y ocho Latin Grammys.



Fue mejor conocido por sus canciones "Volver, volver", "Por tu maldito amor", "El rey", "La ley del monte" y "Mujeres divinas", entre otras. Fernández, quien tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, fue nombrada Persona del Año por la Academia Latina de la Grabación en 2002.



La condición de salud del cantante mexicano Vicente Fernández "es crítica" decía un comunicado médico publicado el sábado por la mañana. "El Sr. Vicente Fernández en las últimas 12 horas presentó agudización de su estado de salud. Presenta mayor inflamación de sus vías respiratorias bajas e incremento del apoyo respiratorio", indicaba en un comunicado que fue compartido en la cuenta oficial de Instagram del cantante. Anteriormente, su hijo, Vicente Fernández Jr. dijo que su padre atraviesa un "momento crítico" de salud.


Sin dar más detalles, desde el Hospital Country 2000, en Guadalajara, Fernández Jr. dijo a medios locales que el artista “está delicado". "Como se les ha dicho, pedimos mucha oración”, agregó.

Desde hace meses, Fernández ha estado delicado de salud tras una caída que lo obligó a someterse a una cirugía de cervicales. El 30 de noviembre, un comunicado oficial de su equipo informaba que por inflamación en sus vías respiratorias el artista necesita apoyo respiratorio.


Una carrera de gloria

El 6 de octubre de 2019, en una de sus últimas apariciones, el cantante mexicano Vicente Fernández dijo: “Mientras mi garganta aguante yo soy de ustedes hasta el día que Dios me recoja”. Guadalajara, la ciudad que lo vio nacer, le rendía homenaje desvelando una estatua ecuestre erigida en el corazón de la Plaza de los Maricahis, el sitio donde el ídolo mexicano inició su trayectoria.

Fernández nació en Huentitán el Alto, un poblado de la entonces periferia de Guadalajara, capital del Jalisco, en el occidente de México, el 17 de febrero de 1940, según la biografía publicada en el sitio oficial del cantante.


Vicente Fernández proviene de un entorno humilde. A los ochos años de edad recibió una guitarra con la que aprendió los primeros acordes que le acercaban a sus ídolos Pedro Infante y Javier Solís, según ha declarado en varias entrevistas. Era todavía un adolescente cuando comenzó a cantar "Guadalajara" en restaurantes de comida tradicional mexicana y en la Plaza de los Mariachis, donde los tapatíos contratan mariachis para amenizar fiestas o llevar serenatas.

Fue en 1966 cuando, después de probar suerte en restaurantes, fiestas y concursos de televisión, firmó su primer contrato discográfico con CBS México (hoy Sony Music), con la cual graba “Tu camino y el mío”, “Ni en defensa propia” y “Perdóname”, entre otros.


Su llegada al cine en 1971, con la película “Uno y medio contra el mundo”, y tres años después “La ley del monte”, impulsaría aún más su carrera; sin embargo, no fue sino hasta 1976 cuando llegó “Volver, volver”, su canción icónica, con la que trascendería y comenzaría a escribirse la leyenda. Después de cuatro décadas de trayectoria y de obtener premios nacionales e internacionales, romper récords de ventas y presentarse en los escenarios más reconocidos, Vicente Fernández no solo es querido y reconocido en su tierra, sino también en América Latina, Estados Unidos y Europa, donde, sin importar el idioma o la cultura, entonan con el mismo sentimiento “Volver, volver, volver”.