Buscar
  • Kelly Ibarra

AVRIL LAVIGNE VUELVE A SUS ORÍGENES CON NUEVO TEMA

Hace 19 años a Avril Levigne le llamaron la Princesa del Pop Punk y la anti Britney por su imagen desenfadada, rebelde, con corbata y camiseta sin mangas, que además podía mostrar en sus videos y sin pena, cómo se ponía desodorante. A la canadiense no le gustaba de todo el mote, pues decía que era una forma de la prensa de no saber dónde encuadrar a alguien que deseaba ser distinta y sin seguir imágenes prefabricadas.



La corbata la dejó de usar cuando se dio cuenta que se había convertido en un accesorio de moda, y comenzó a portar ropa usada y arrugada si es que sabía habría fotos.


"No necesito que me digan qué hacer o cómo actuar", dijo en una entrevista de 2006. Hoy, que ha lanzado un nuevo sencillo titulado "Bite me", casi tres años después de su más reciente álbum, la cantante que recién apagó 37 velas en su pastel de cumpleaños, realza su idea primigenia.


Sigue usando delineador en ojos, chamarra punketa, botas arriba de la rodilla y minifalda cuadriculada como si fuera estudiante.


Y lanza un advertencia en su cuenta de Twitter, usando un lenguaje que otros de su generación, ya no utilizan. "Estoy jodidamente emocionada de lanzar nueva música. Me divertí mucho haciendo este disco. Esto es sólo una muestra de lo que está por venir", escribió sobre su canción, que traducida al español signfica "Muérdeme".



La semana pasada había dado un adelanto del concepto al subir una foto con sus músicos y donde se puede ver las puntas de su cabello en color rojo y una playera clara. "No voy a usar ropa reveladora que muestre mi trasero, mi vientre o mis senos", dijo en alguna ocasión para MTV. Las calaveras en su ropa y botas, que ahora retoma, las probó por primera vez como imagen de su segundo álbum "Under my Skin". Para "The Best Damm Thing" se tiñó el cabello de rubio con mechón rosado, sumando a su guardarropa faldas y tacones.


Cuando comenzaron las críticas por su cambio de imagen, ella respondió que no le importaban. Había vivido sus épocas y sabía que en ese 2007, ya no era la chica de cinco años atrás. Después ha adoptado el color verde como favorito y presumido tatuajes en su cuerpo, siendo uno con la palabra fuck, su favorito. "Head Above Water", su álbum lanzado en febrero de 2019, quizá no registró números como lops de sus primeras producciones, pero no fueron despreciables: número 13 en Billboard, vendiendo 28 mil copias en su semana debut; número 1 en Inglaterra y 7 en Japón. En Australia, Alemania, Canadá e Italia, estuvo dentro del top ten.

0 vistas0 comentarios